Asociación para la defensa de los consumidores y usuarios de la provincia de Alicante

Total noticias: 1

Ultimas noticias:

Contratos Electrónicos
Compras Transfronterizas Comunitarias
Lenguajes:
Español: Español
English: English
Français: French
Especial Compra de Vivienda

YA HA SUBIDO EL IVA

El IVA es un impuesto indirecto que grava el consumo de bienes y servicios, lo que significa que se aplica a todos los ciudadanos por igual con independencia de su nivel de vida, a diferencia de otros impuestos como el impuesto sobre la renta. El consumidor o el usuario paga el IVA al empresario o profesional, y éste lo ingresa a Hacienda.

El importe del IVA es diferente según el tipo de bien o de servicio, de forma que cuanto más esencial sea el bien o el servicio, menor será el IVA que se pague. Tenemos tres tipos de IVA: el superreducido, el reducido, y el general. Desde el pasado 1 de julio, el IVA reducido y el general han aumentando un 1 % y un 2 % respectivamente, mientras que el IVA superreducido continúa siendo del 4 %. Este IVA se aplica a los productos de primera necesidad como alimentos básicos (pan, leche, arroz, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos), medicamentos, libros, material escolar, viviendas de protección oficial, o vehículos para minusválidos, por ejemplo.

El IVA reducido pasa a ser del 7 % al 8 %, y es el que se aplica a una gran cantidad de productos y servicios como alimentos en general (salvo los alimentos básicos), gafas, productos de higiene personal, viviendas, ciclomotores, transporte de viajeros, servicios de hostelería, o espectáculos entre otros. Y el IVA general pasa del 16 % al 18%, y se aplica a todos los productos y servicios para los cuales no se aplica otro tipo de IVA.

Con la subida del IVA el Gobierno pretende recaudar en 2010 más de 1.900 millones de euros adicionales a los inicialmente previstos, ante la mala situación económica del sector público. Según el Ministerio  la medida tendría una repercusión muy pequeña en los precios de los productos y los servicios, y además, inicialmente los consumidores apenas lo notarían porque serían muchos los comerciantes que asumirían la subida. Sin embargo, y a pesar de los buenos deseos, la realidad nos hace sospechar que el futuro no se presenta muy optimista para nuestras maltrechas economías domésticas.

Aunque la subida del IVA ha coincidido prácticamente con la entrada de rebajas y eso despista un poco, y a pesar de que algunos comercios han mantenido los precios a costa de menores ganancias, la verdad es que las grandes empresas no han titubeado a la hora de aplicar los nuevos tipos, incluso sobre servicios prestados antes de que entrara en vigor la subida, lo que ya ha dado lugar a las primeras quejas de los consumidores. Las facturas recibidas en el mes de julio por los usuarios de los servicios de telefonía, de electricidad o de gas sobre servicios prestados con anterioridad, ya estrenan los nuevos tipos de IVA del 18%, y esto como es normal, el ciudadano medio no lo entiende, por mucho que le expliquemos que su aplicación es totalmente legal, porque así lo establece la normativa del impuesto.  Es decir, que aquello de que el usuario no lo notaría al principio porque el comerciante no lo aplicaría, como vemos no es cierto. Como tampoco es cierto que apenas vaya a tener repercusión en nuestro bolsillo, porque si para el imprescindible acto de llenar el carro de la compra, por poner un ejemplo de gasto básico, tendremos que gastarnos de 20 a 40 euros de más aproximadamente al mes, esta claro que tendremos menos dinerito que antes y que más de uno lo sufrirá.

Desde luego, el que poco compre porque poco tenga, muy poca diferencia notará, como también será poco lo que aporte a las arcas del Estado. Creemos que en una época de crisis y de austeridad, la subida de precios puede perjudicar a muchas familias, ya de por sí ajustadas, y que sus consumos se reducirán, afectando a su vez a los ingresos de los comerciantes. Lo único positivo de la subida es que a menor consumo, mayores ofertas y menores reclamaciones. Por desgracia, no nos sirve de mucho consuelo.



Categoria: Economía


1
© 2003 Consumo2000 - Todos los derechos reservados